Fuca Hydro-Enema

o

Fuca Hydro-Enema

Rápidamente, Cuidadosamente

Fuca Hydro-Enema es un laxante a base de extractos vegetales y componentes azucarados con acción protectora, lenitiva y calmante de la mucosa rectal, eficaz para impedir los problemas y contrarrestar las molestias por la irritación presentes en caso de estreñimiento. Fuca Hydro-Enema hidrata las heces contribuyendo así a ablandar la masa fecal y favoreciendo su evacuación. Fuca Hydro-Enema contiene un complejo rico en monosacáridos, polisacáridos y melanoidinas procedentes de uvas blancas cuidadosamente seleccionadas y procesadas, enriquecido con la parte polisacárida del aloe, la malva y la altea.
Este complejo contiene carbohidratos y polialcoholes que favorecen la
evacuación en caso de estreñimiento mediante mecanismo osmótico suave. El aloe, la malva y la altea proporcionan una función hidratante, emoliente y lubricante de la mucosa rectal, lo que disminuye el roce con el paso de las heces. Además, el própolis hidroglicérico desempeña una acción protectora del endotelio en la mucosa rectal.

¿Dónde comprar?

o

¿Para qué sirve?

Fuca Hydro-Enema tiene una acción protectora y calmante que ayuda a contrarrestar las molestias y las irritaciones en caso de extreñimiento.

Composición

Los extractos vegetales de Fuca Hydro-enema son:

Uva blanca

Rica en monosacáridos, polisacáridos y melanoidinas. Con acción evacuante

Altea

20 mg

Sus mucílagos forman una capa que se adhiere al intestino y protege la mucosa de posibles lesiones.

Própolis

Con función protectora de la mucosa rectal.

Aloe Vera

20 mg

Sus mucílagos forman una capa que se adhiere al intestino y protege la mucosa de posibles lesiones.

Modo de empleo

Efecto suave | Microenema | Fácil aplicación

Modo de uso: USO RECTAL. Cada envase monodosis se encuentra precintado individualmente hasta el momento de su uso, lo que garantiza su conservación, higiene y comodidad de uso. Retire el protector de la cánula del envase monodosis. Lubrique la cánula con una gota de la solución proporcionada; seguidamente, introduzca la cánula en el recto y presione el dispositivo. Extráigalo sin dejar de presionar y deséchelo.